alimentos tomar el sol

Para cuidar nuestra piel de los efectos nocivos del sol hay que evitar las horas de mayor intensidad, usar una buena crema, con el factor de protección adecuado, pero además, hay una serie de alimentos que nos ayudan en esta misión.

La primera precaución es preparar la piel para tomar el sol y a ello contribuye una buena hidratación del organismo bebiendo una buena cantidad de agua –o líquidos sin azúcar- . Pero también podemos incluir en nuestra dieta varios alimentos aliados para mitigar los efectos dañinos del astro rey.

Por ejemplo, lo que favorecen la formación del colágeno –esencial en piel y huesos-, como cítricos, kiwis, melón y fresas. El omega-6 y el omega-3 también ayudan. Por eso los expertos recomiendan tomar pescados azules, como salmón o sardina. El betacaroteno de la calabaza y los espárragos es un buen aliado para combatir los efectos de la radiación solar.

La vitamina C –de cítricos y frutos rojos- protege las fibras de elastina y colágeno de la epidermis, la vitamina E –de legumbres, cereales, aguacate y frutos secos- bloquea el paso de los radicales libres y el betacaroteno –de zanahoria, verduras de hoja verde, brócoli, melón…- contribuye a estimular la producción de melatonina. El licopeno contenido en la sandía, el tomate, el pimiento rojo o la papaya también previenen los daños producidos por la exposición al sol.

En general, hay que seguir una dieta variada y equilibrada, que contenga legumbres, carnes, pescados y vegetales porque ayuda a tener la piel tonificada y protegida. Y no conviene abusar de carnes rojas para evitar la oxidación a nivel orgánico.