100 gramos de melón sólo aportan 25 calorías. Además, destaca por su contenido en vitaminas A y C y debido a la fibra que posee, también se caracteriza por sus propiedades laxantes.

Es una buena fuente de betacarotenos, antioxidantes que pueden contribuir a combatir y prevenir numerosas enfermedades y, debido a su contenido en potasio, ayuda a controlar la tensión arterial.