Menú hidratante

La llegada del verano lleva aparejada la subida de las temperaturas y el riesgo de deshidratación. Por eso, además de beber mucha agua, es importante tomar alimentos que nos ayuden a hidratarnos.

Menú cardiosaludable

Una dieta cardiosaludable debe contener, sobre todo, verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos y aceite de oliva virgen extra, unida a la práctica habitual de ejercicio.

Menú veraniego

El verano nos invita a comer de una forma más ligera. Es importante estar bien hidratados para combatir la pérdida de líquidos provocada por las temperaturas más altas.