Bajan las temperaturas y el riesgo de padecer un resfriado se incrementa. Sin embargo, su cuidamos la alimentación podemos ayudar a reforzar nuestras defensas para tratar de evitarlo.

CONTENIDO RESTRINGIDO

Este contenido es exclusivo para IE Business School.
Por favor, para poder visualizar el contenido.