Ir a Lakasa de César Martín es siempre un acierto. Escogidos productos, tratados y cuidados de una forma maravillosa. Durante esta época de otoño en su carta destacan los productos de caza. Llaman la atención platos como las pochas con torcaz, el tartar de gamo picante o el lomo de ciervo en escabeche.

IMG_5617

Si se va en sábado a mediodía (es necesario reservar) se puede degustar el clásico solomillo Welington o el steak tartar, que preparan con todos sus rituales delante del comensal. También son famosos sus buñuelitos de idiazábal o el gallo de corral y bogavante bretón. Todo un disfrute para el paladar.

Mención aparte merecen los vinos donde tiene mucha influencia los caldos generosos de Jerez, con una amplia variedad de referencias, y otros vinos curiosos, también del sur, como puede ser un Tintilla de Rota.

Los amantes del queso o del chocolate tendrán en el postre otro festín. La tarta de queso es muy especial, con mucha cremosidad y con potente sabor. Los profiteroles rellenos de mantequilla y coronados con chocolate Valrhona también son un acierto.