Es conocido su consumo como fruta, pero antiguamente también se usaba con fines medicinales y su piel se empleaba para teñir el cuero. La granada era tan valorada en el Antiguo Egipto que simbolizaba la vida después de la muerte y en la ruta de la seda se encuentra como símbolo de prosperidad y abundancia.

Fruto del árbol conocido como granado (punica granatum) que crece de una flor roja, a menudo usado con fines ornamentales, atesora numerosas propiedades beneficiosas para la salud.

Las membranas interiores de la granada protegen sus cientos de jugosos granos –de nombre arilos- que contienen la semilla en el interior.

Ha sido cultivada desde hace miles de años en lugares como India, Irán, Afganistán, Rusia, Pakistán, Irak y la región Mediterránea. De allí fue llevada a Extremo Oriente y todo el Sudeste Asiático. También en América Latina está bastante extendida y se ha extendido hasta Australia y Estados Unidos.

España es el principal productor de granadas en Europa, de las cuales el 95% procede de Alicante. Desde 2016 existe la variedad autóctona mollar de Elche está reconocida con Denominación de Origen