En octubre cierra la temporada, pero durante todo el verano Sublimotion se convierte en uno de los mayores y más sorprendentes reclamos turísticos de la isla balear de Ibiza.

El punto de partida es el Hard Rock Hotel de Ibiza (carretera Playa D’en Bossa, s/n, Sant Jordi de Ses Salines), desde donde te llevan al restaurante, que solo abre por las noches, en junio a las 21 horas y en agosto y septiembre, con dos turnos: uno a las 20.30 y el otro a las 24 horas.

Asistir a Sublimotion es vivir una experiencia completa, en la que la gastronomía es alta cocina de vanguardia con un único menú degustación de 20 pases que, maridado con vinos y champán, cuesta 1.500€ + IVA.

Vayan dispuestos a dejarse sorprender y con los 5 sentidos alerta.