La chía es una planta herbácea originaria del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua que se cultiva para aprovechar sus semillas, que se pueden comer enteras, molidas o transformadas en aceite.

Absorben mucho líquido y suelen tomarse mezcladas con agua, zumo, batido, etc. Fuente de muchas propiedades nutricionales, también su consumo lleva asociado algunos efectos secundarios.

Las hay de color negro –tienen más fibra- y color blanco –poseen más proteínas- y, al tener un sabor suave y agradable, son ideales añadidas a bebidas, ensaladas, postres, etc.