Cenas de trabajo, comidas familiares, reuniones de gente diversa… Se acerca la época navideña y los eventos sociales se multiplican. Una buena opción para celebrarlos es buscar espacios amplios y agradables, que reúnan calidad en la cocina y comodidad en la mesa.

El restaurante asturiano El Oso reúne estas cualidades. Su local de cerca de 1.000 metros cuadrados ofrece diferentes salones: la rotonda, con mesas redondas ideales para reuniones; el marinero, con una decoración muy especial; la galería, un amplio espacio lleno de luz y vegetación; la sidrería, donde se puede comer rodeado de botellas y la parte baja, ideal para celebraciones amplias. Además, está rodeado de más de 3.000 metros cuadrados de jardines, dos agradables terrazas y un amplio aparcamiento. La distribución de las mesas es otro de sus puntos a favor, ya que estas se encuentran separadas para disfrutar de una comida más íntima.

La carta ofrece una cocina muy cuidada, donde la calidad en la materia prima es la protagonista. Algunos de los platos más emblemáticos son las anchoas del Cantábrico, limpiadas a mano en el restaurante; el pixín o rape de barriga negra, un pescado exclusivo con un sabor muy característico; o la tradicional fabada, elaborada con compango casero traído desde Asturias.

Restaurante El Oso 

www.restauranteeloso.com

Avenida de Burgos, 214 (Vía de servicio de La Moraleja). Madrid

917666060 /