Es uno de los paraísos gastronómicos parisinos por excelencia, un lugar lleno de tentaciones para cualquier gourmand que se precie y un local ideal para ceder al pecado de la gula.

CONTENIDO RESTRINGIDO

Este contenido es exclusivo para IE Business School.
Por favor, para poder visualizar el contenido.