No existe una dieta ideal que sirva para todo el mundo, pero sí un criterio universal en cuanto a tipo de alimentos que deben consumirse dentro de una dieta cotidiana, lo que por un lado garantiza que se cubran las necesidades energéticas y nutritivas de la totalidad de las personas que componen una población sana y, por otro, colabora en la prevención de ciertas alteraciones y enfermedades relacionadas con desequilibrios alimentarios.

Los nutrientes no están distribuidos de manera homogénea en los alimentos. En cada uno de ellos, por tanto, predomina uno u otro. Esto ha llevado a clasificarlos en diferentes grupos, de acuerdo a su afinidad nutritiva o a la principal función que desempeñen los nutrientes predominantes en la composición del alimento en nuestro organismo.

Las cantidades y raciones y tipo de alimentos a consumir son proporcionales a las necesidades de calorías de cada persona. La cantidad de energía que gastamo es variable y, por una parte, depende de las necesidades calóricas obligatorias (metabolismo basal), y por otra, de nuestro estilo de vida y de la actividad física que desarrollemos. Teniendo en cuenta esto, algunos autores establecen valores energéticos de 2.700 kcal para un hombre adulto y 2.000 para la mujer con una actividad física moderada. Las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) establecen un aporte calórico de 2.000-2.500 kcal/día para un varón adulto, y de 1.500 a 2.000 kcal/día para las mujeres.

UNA DIETA SEMANAL EQUILIBRADA

Una recomendación de una frecuencia de consumo de los distintos alimentos semanalmente sería:

 

Grupo de alimentos Frecuencia Peso de la ración
Agua y otras formas de hidratación 8 raciones/día 200 ml
Cereales, cereales integrales y patatas ≥ 6 raciones/día 40-80 g de pan

50-80 g de arroz, pasta

150-200 g de patatas

20-40 g de cereales

Verduras y hortalizas ≥ 2-3 raciones/día 150-200 g
Frutas ≥ 2-3 raciones /día 100-200 g
Aceite de oliva y girasol 3-4 raciones /día 10 ml
Lácteos 2 raciones /día 200-250 ml leche

125-250 ml yogur

40-60 g queso curado

80-125 g queso fresco

Pescados 3-4 raciones /semana 100-150 g
Carnes Magras 3 raciones /semana 100-150 g
Huevos 3 raciones /semana 65-100 g
Legumbres 3-4 raciones /semana 60-80 g
Frutos secos 2-4 raciones /semana 20-30 g
Grasas, dulces y embutidos Consumo moderado
Bebidas fermentadas Consumo opcional y moderado