Pongamos que tenemos una ensalada o un postre hecho con semillas de chía. Vamos a regarlos con un cóctel, un zumo o un batido, en este caso sin alcohol.

En el caso del postre, triturar con la batidora o licuadora piña, sirope de ágave, zumo de naranja, un poco de agua, hierbabuena y hielo. ¡El resultado para armonizar nuestra chía es insuperable!

Para la ensalada, vamos a optar por un zumo verde antioxidante: tritura espinacas, apio, jengibre, lima, zanahoria, manzana, un poco de agua y hielo. ¡Una buena dosis de salud bebida!