Pasado el ecuador de su capitalidad gastronómica, esta provincia andaluza, llena de historia, monumentos y otros atractivos turísticos varios, siempre es una buena opción para descubrir sus encantos.

De la costa a la sierra, del Andévalo al Condado, Huelva se caracteriza por tener una nutrida y variada despensa gastronómica, con productos como la fresa, el jamón ibérico de Jabugo, el choco, la gamba blanca o sus vinos y vinagres con Denominación de Origen.

Turísticamente, la provincia ofrece los destinos más variados: playas como Mazagón, Islantilla, Punta Umbría, Matalascañas, Isla Canela o El Rompido, entre otras; pero también su Sierra con el Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche y sus preciosos pueblos, bien valen una excursión a pie y distintas actividades en plena naturaleza.

Si buscamos algunos restaurantes para disfrutar de su rica y variada gastronomía, la lista es larga, destacando direcciones como Acánthum, distinguido con una estrella Michelin. Para tapear, anote en la ciudad, Azabache, La Fonda de María Mandao, Pepe de la Rosa, Paco Moreno, Ciquitrake y La Mirta. ¡Buen viaje!