Las recetas con los distintos cortes de cerdo ibérico, con su grasita infiltrada, admiten muy bien la compañía de los vinos tintos con algo de crianza en madera.

CONTENIDO RESTRINGIDO

Este contenido es exclusivo para IE Business School.
Por favor, para poder visualizar el contenido.