Sardina, la reina estival

El verano es su mejor temporada, con la subida de las temperaturas, y nada hay comparable a comerlas en la playa en forma de espetos a la brasa.